5 Puntos clave para el mantenimiento de un ERP

Cómo sacar el mejor partido a tu contrato de mantenimiento

Nerea Narro

5 puntos clave para el mantenimiento de un ERP

Cómo sacar el mejor partido a tu contrato de mantenimiento

Una vez que hemos implantado Odoo o cualquier otro ERP en la empresa, el siguiente paso lógico es contratar un servicio de mantenimiento y soporte. Hoy vamos a centrarnos en las claves para poder tener un mantenimiento de calidad y elegir la fórmula que más convenga a las necesidades de la empresa.

1.- Adaptar el ERP a la evolución de la empresa

De la misma manera que la empresa se adapta al mercado, el ERP se debería ir adaptando a las nuevas necesidades de la empresa. Aunque en un principio la implantación se realizara correctamente, hay que tener en cuenta que las empresas evolucionan y necesitan un ERP que pueda evolucionar con ellas.
Para eso es necesario haber contratado un soporte que contemple mejoras y desarrollos dentro del periodo de mantenimiento. De esta manera, cualquier modificación que sea necesaria para mejorar el servicio no presentará sobrecoste alguno.

2.- Mantener los sistemas del ERP actualizados

Es importante mantener tanto el servidor (ya sea hosting o propio) actualizado, además del propio ERP. Es necesario actualizar los módulos de forma rutinaria para evitar errores y problemas ocasionados por no tener el software actualizado periódicamente.
No hay que confundir esto con tener el ERP actualizado a la última versión. Siempre y cuando la versión que tengáis instalada tenga soporte, no hay necesidad de realizar una nueva implantación.

3.- Asegúrate de que tu personal está formado en el ERP

Esto es esencial, ya que irás contratando nuevo personal, por lo que podrías aprovechar para realizar formaciones complementarias o que tu personal con mayor experiencia forme a los nuevos empleados, todo dependiendo de las necesidades de la empresa.

4.- Pide la opinión de empleados y clientes

A la hora de pedir soporte, es necesario hablar con las personas que utilizan la herramienta a diario para que nos puedan indicar los problemas con los que se encuentran habitualmente, ya sean bugs, pantallas de error, o puntos de mejora en general.
También conviene obtener feedback de los clientes para evaluar a qué áreas debería prestarse más atención.

5.- Evalúa el ERP en busca de puntos que necesiten mantenimiento

Evaluar el uso que se hace del ERP en el día a día permite identificar puntos de mejora o que necesiten mantenimiento, es decir, permite valorar si existen elementos que se puedan mejorar o nuevas áreas que se quieran implantar a posteriori. Si valoras contratar un servicio de mantenimiento que contemple desarrollos o instalación de nuevos módulos, permitirá que puedas plantearte realizar una implantación menos extensiva e ir aumentando prestaciones poco a poco.

Nos gustaría finalizar aconsejando contratar un mantenimiento que incluya como mínimo soporte técnico y funcional ya que en cualquier momento pueden surgir problemas inesperados o dudas en casos puntuales. Además si la empresa es cambiante en sus procesos u operativa suele ser conveniente incluir dentro del contrato los ajustes de vistas e informes e incluso desarrollos de nuevos módulos o adaptación de los existentes, ya que esto permitirá ajustar el ERP a las necesidades y la evolución de la empresa.