Las 5 claves para el éxito de una implantación de ERP

(de verdad)

Nerea Narro

Las 5 claves para el éxito de una implantación de ERP... (de verdad)

Sabemos que se han escrito muchos posts sobre las claves de éxito para la implantación de un ERP en la empresa. La mayoría remarca las mismas pero nosotros tenemos las nuestras.

Es cierto que el resto de blogs mencionan como clave del éxito la planificación y la correcta toma de requisitos. Si bien creemos que es importante y necesario, no lo consideramos el punto clave principal.

Aquí os ponemos las 5 claves para el éxito de nuestras implantaciones de Odoo:

Formación

Hemos hablado en mayor profundidad sobre este punto en el post (Formamos a nuestros clientes para crecer juntos) pero es tan importante, que le dedicamos un tercio del periodo de implantación a formar a los usuarios clave de la empresa cliente. Cuanto más conozcan el sistema más claro verán su adaptación a los procesos que quieren cubrir.

Implicación por ambas partes

El cliente necesita estar implicado en el proyecto y participar de forma activa en los enfoques de solución y en las decisiones tomadas.

El consultor deberá escuchar, participar y llevar adelante las buenas ideas del cliente o reenfocar aquellas que puedan poner en peligro el proyecto.

El objetivo para el éxito debe ser único para ambas partes y trabajar en equipo para llegar a él. Solamente si todos los participantes del proceso se implican, se llegará cumplir el objetivo.

Usuario clave y proactividad del cliente

El usuario clave del cliente con ayuda del consultor asignado al proyecto será quien tenga que llevar las riendas del proceso.

Entre otros riesgos, el más crítico es la resistencia al cambio de los usuarios, habituados a funcionar con otro sistema o de otra forma durante largo tiempo, por lo tanto, se le solicitará al usuario clave que incentive al resto de los usuarios a probar el software y realizar simulaciones de su operativa diaria remarcando la optimización del tiempo y automatización de sus tareas en el día a día, apuntando aún las posibles mejoras que se podrían incorporar al sistema a corto o medio plazo.

Flujo constante de información y feedback

Es imprescindible que exista un buen flujo de información entre usuarios e implantadores. Los usuarios son los que conocen el día a día de la empresa y son los que mejor pueden indicarnos cuales son sus necesidades reales, por lo que un buen traspaso de conocimiento de sus procesos nos permitirá configurar e implementar la solución que más se adapte a su problemática.

Un feedback constante es la clave para que la implantación cumpla con los requisitos y las necesidades detectadas tanto por el cliente como por los consultores según avanza la implantación.

Gestionar los tiempos

Existe el dicho que reza “un momento para cada cosa y cada cosa en su momento”. Ese es el principio que rige nuestra metodología tanto para el cumplimiento de la planificación de las sesiones de formación, como las de prácticas o entregas de migraciones o posibles desarrollos solicitados.